¿Qué son las cámaras IP?

 Las cámaras IP (protocolo de internet por sus siglas en inglés) son dispositivos de video vigilancia que te permiten monitorear tu casa o negocio conectándose directamente a internet.

Este tipo de cámaras están diseñadas especialmente para enviar video y audio a través de internet con la ayuda de un Router o a través de una red local para poder monitorear en directo desde cualquier parte del mundo por medio de cualquier equipo que esté conectado a internet, la manera más fácil es a través de un Smartphone.

Para que las cámaras IP funcionen correctamente debes tener una conexión a internet estable. Dependiendo de la marca, cada dispositivo se configura de forma distinta, pero lo más común es hacerlo a través de alguna App desde tu Smartphone. 

Una vez que hayas adquirido tu cámara IP, debes tener en cuenta (muy en cuenta) la seguridad. Veamos cómo hacer que tu cámara sea segura:

  1. Actualización de software. El software de tu cámara requerirá una actualización cada cierto tiempo, por lo que tienes que verificar que siempre esté actualizado.
  2. Configuración de contraseña. Siempre configura el acceso a tu cámara con una contraseña. Al momento de configurarla, escoge una opción con más de 8 caracteres, un número y algún carácter especial.
  3. Usa una conexión Wi Fi segura. Esto es de suma importancia, ya que si te conectas a una red desconocida o una red abierta, es posible que cualquier persona acceda a los datos e imágenes de tu cámara.

Para que te termines de convencer, te mostramos 5 beneficios de las cámaras IP:

1.      Captura imagen y video en alta definición.

2.      Monitoreo continuo por medio de tu Smartphone.

3.      Cuentan con visión nocturna y detección de movimiento.

4.      Son mucho más prácticas y económicas que las convencionales.

5.      Acceso directo desde cualquier parte del mundo.

Entonces ¿por qué las cámaras IP son las mejores?

Estas cámaras tienen una infraestructura pequeña, de fácil instalación y configuración.

Ofrecen una solución de seguridad muy amigable, ya que no requiere cables adicionales como lo hacen los sistemas de circuitos cerrados, puedes ampliar la red fácilmente en cualquier momento, y crear espacios de seguridad en tu hogar, síguenos en Instagram @lloyds._ para más información.